¡Dios quiere bendecirte!

La razón principal al ayunar es la de acercarnos a Dios y a sus propósitos para nuestras vidas. La perspectiva bíblica del ayuno con lleva siempre el eliminar distracciones, a fin de poder afinarnos más a lo espiritual. Logramos un cambio que viene de adentro hacia afuera, al hacernos más sensibles a lo que Dios le está hablando a nuestro espíritu por medio de su Espíritu Santo. El ayuno no hace que cosas sucedan en automático a nuestro favor sólo por ayunar, más bien nos entona más a los propósitos de lo eterno y así comenzamos a orar, a pedir y a actuar conforme al corazón de Dios. ¡Esto es lo que nos trae resultados! El ayuno hace que oremos atinadamente, para destruir fortalezas demoníacas. 

“Pero este género no sale sino con oración y ayuno.”

Mateo 17:21 (RV 1960).

Además, al humillarnos verdaderamente, Dios escucha nuestras oraciones. No por nuestro sacrificio, ya que ese ya lo hizo Jesús en la cruz, sino más bien al doblegarnos, al tener sencillez de corazón y reverencia y sensibilidad a Él. Al acercarnos a Él con una actitud correcta.

“Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.”

Salmos 51:17 (RV 1960). 

Al ayunar al inicio del año, esto nos ayuda en gran manera a lograr un ¨detox¨ de las cosas que van cargando nuestras vidas a través del tiempo y de distracciones en nuestra alma.  Al eliminar estas cargas y distracciones, nos despejamos para lo que Dios quiere hablar a nuestros corazones para realizar durante todo el año. Cuando la comida y el entretenimiento se ponen en un segundo plano … ¡Dios se manifiesta poderosamente en nuestras vidas!

Recuerda que el ayuno que escojas debe de representar para ti un reto. Además es importante que conozcas tu cuerpo y las opciones que hay. Sobre todas las cosas, debes de aprender buscar a Dios en oración para pedirle de su dirección, a fin de que Él te confirme como llevarlo a cabo.

Deseamos dedicarle a Dios los primeros días del año, en oración y ayuno a fin de buscarlo más y especialmente para que Él nos de dirección para el resto del año.

Proclamad ayuno, convocad a asamblea; congregad a los ancianos y a todos los moradores de la tierra en la casa de Jehová vuestro Dios, y clamad a Jehová.

Joel 1:14 (RV 1960)

Por más de 10 años seguidos en Visión y Restauración CFC hemos experimentado como iglesia, la bendición que ha sido el dedicar 21 días al inicio del año, cada enero. 

Hemos visto testimonios de: 

  • Como Dios nos ha guardado de tantas cosas. 
  • Sabiduría que nos ha dado para todo el año. 
  • Fortaleza y disciplina que aprendemos para continuar. 
  • Muchos han testificado como es que este tiempo de ayuno les ha ayudado a mejorar sus hábitos alimenticios, a desintoxicarse, algunos han experimentado que ya no les dan ciertos dolores de cabeza, y hasta se han desinflamado. 
  • ¡Hay quienes han experimentado hasta mejor visión!

Durante este tiempo, tendremos un devocional diario que les estaremos compartiendo, a fin de meditar juntos en la Palabra de Dios e ir poniendo diariamente delante del Señor peticiones especiales.

A continuación les damos tres opciones de ayuno de los cuales tu puedes escoger una, según sientas fortaleza para hacerlo. El más practicado a nivel iglesia es la opción 1, conforme al libro del profeta Daniel, pero cada quien participa con el que siente fortaleza y confirmación para hacerlo. Tienes que recibir confirmación de parte del Señor para tomar una decisión conforme Él te dirija, y conforme sientas paz y fortaleza para poder llevarlo a cabo. Considerando tu estado en particular de salud. 

  • Cada persona que desee hacerlo, deberá de consultar a un doctor para evaluar si es posible en su estado de salud en particular el poderlo llevar a cabo. 

I.- Ayuno de Daniel

21 días de acuerdo al plan alimenticio descrito en el libro del profeta Daniel. Guía Anexa (Click al link para descargar). 

visionyrestauracion.com/recetasparatuayuno

II.- Ayuno de Daniel + Proteínas Saludables (por razones especiales). 

Esta opción se recomienda a aquellos que por la edad (ser menores, o por ser personas de la tercera edad) o que por alguna otra razón,  deban de comer proteína a fin de tener todo lo que ocupen para su crecimiento, o por su necesidades propias, o por medicamentos que estén tomando. 

Es prácticamente seguir todo del ayuno de Daniel, agregando solamente la proteína necesaria y saludable.  

También puede funcionar este tipo de ayuno en ciertos casos de personas que estén tratando de bajar de peso por cierta circunstancia en particular, ya que la proteína es muy benéfica en casos donde se ocupe consumo de Omega 3  por ejemplo (presente en algunos productos del mar) el cual ayuda para bajar grasas malas, trigliceridos, entre otras cosas que ayuda a nivelar. 

Para tener una experiencia más saludable, les recomendamos en esta versión tratar de lo posible eliminar de todas formas la carne roja, así como las carnes frías. 

De preferencia consumir productos del mar y aves, lo más natural posible.  

III.- Tipo Judío.

Esta opción es una variación del conocido como el “Tipo judío”, absteniéndose de una comida al día que usted escoja, de preferencia la misma los 21 días, para poner un orden y disciplina durante este tiempo.  

Se salta una comida al día, y las demás haciéndolas saludables sin lujos, “normales”.

Ejemplo de como hacer este tipo de ayuno: 

  • No desayunar, comenzar los primeros alimentos después de las 12 PM todos los días.  
  • Snacks de frutas, o vegetales. 
  • Comida sencilla: Arroz, frijoles, pollo asado. 
  • Cena: Medio Sandwich, ensalada. 

Evitando frituras, postres, sodas, y demás distracciones alimenticias. 

Si sientes que no puedes adaptarte a ninguno de estos tipos de ayunos, con gusto puedes contactar al equipo pastoral para que puedan asesorarte mejor y puedas estar participando con nosotros durante este tiempo de alguna forma.  

En cualquier ayuno que escojas, es importante identificar las distracciones comunes de tu vida, y ayunar de lo mismo durante ese tiempo. 

Ejemplos de cosas que son muy valiosas de abstenerse de ellas durante este tiempo son: 

  • Redes sociales con fines de entretenimiento 
  • Ver películas para entretenerse.  
  • Ver series de televisión. 

Identifica otras distracciones que estén afectando tu vida, y puedes considerar abstenerte de las mismas durante este tiempo.  

Si dejas de comer, pero sigues distraído en diversos tipos de entretenimiento, puedes estarte perdiéndote del mayor beneficio posible al estar en este ayuno que es sensibilizarte a la presencia de Dios. 

Para que puedes aprovechar más tu tiempo en estos días

  • Para orar.
  • Para leer más la Palabra. 
  • Pasar más tiempo en familia y en oración y devocional con ellos. 
  • Platicar más con tu esposo o esposa. 
  • Leer tu devocional Tiempo con Dios, QT Life, Yejo. 
  • Hablar con hermanos de la iglesia y enriquecerse espiritualmente. 
  • Participar en una reunión semanal de Grupos con Visión.
  • Ejercitarte más. 
  • Dormirte más temprano para descansar mejor. 
  • Estar participando más en las reuniones online.  
  • Ver películas cristianas. 
  • Leer temas de interés para tu crecimiento espiritual o libros cristianos. 
  • Ver videos o documentales de temas que te enriquezcan (históricos, de salud, ejercicio). 
  • Aprender una nueva actividad o habilidad (a cocinar platillos vegetarianos, algún instrumento musical, a escribir, tejer, etc.). 

Citas para estudiar durante este ayuno

Mateo 6:16-18. 

Mateo 9:14-15.

Lucas 18:9-14

Nehemías 9:1-3

Notas importantes 

  • El ayuno se entrega hasta terminar el día del miércoles 27 de enero (concluye a las 12 AM del jueves 28 de enero). 
  • Cada quien pida dirección y fortalezca al Señor para pedir confirmación de como llevar acabo el ayuno.
  • Es recomendable y responsabilidad de cada persona el consultar a un médico antes de realizar cualquier tipo de ayuno.

Regístrate para el ayuno para recibir notificaciones y más información actualizada acerca del mismo en la mesa al final de los servicios o envíanos tu dirección de correo electrónico por inbox o al correo recepcion@visionyrestauracion.com